¿Coches de aire?

coches de aireTrás promover el hidrógeno – encuentran el coche propulsado por aire comprimido. Un pequeño coche que rueda mediante aire comprimido acapara titulares en todo el mundo. El diseño surge gracias a una idea del ingeniero francés Guy Negre. El fabricante indio Tata Motors ha sido el primero en iniciar la producción de este vehículo. Si las noticias son ciertas, el coche con emisión cero ha nacido. Adiós a la polución y las emisiones de CO2. “Sorprendentemente este coche se propulsa por aire”, comenta la BBC y añade “suena demasiado bonito para ser cierto”, de hecho es demasiado bonito para ser verdad.

“El motor movido por aire comprimido es una pieza tecnológica muy inteligente, pero el ingeniero francés Guy Negre se ha adelantado a su tiempo.”

El coche con aire es un fiel reflejo del coche con hidrógeno- igualmente celebrado por los medios- Pero lamentablemente es imposible generar energía de la nada. El aire no es un combustible y tampoco lo es el agua. Los coches pueden funcionar con hidrógeno pero antes se debe de extraer del agua. También pueden funcionar con aire a presión pero antes hay que comprimirlo.

coche de aireCoches movidos por energía nuclear

Tanto la producción de hidrógeno como la de aire comprimido requiere energía- mucha energía y esta proviene de centrales térmicas o centrales nucleares. El coche que sorprendentemente funciona con aire, a la postre lo hace como los otros, con combustibles fósiles, o bien con energía de origen nuclear y en este caso difícilmente podrían etiquetarlo de “ecológico”. El aire comprimido o el hidrógeno no son fuentes de energía sino energías de transporte. Son comparables a la electricidad. Lo que en realidad necesitamos son fuentes de energía duraderas y no nuevas fuentes de energía de transporte.

“Lo autenticamente revolucionario de este coche que funciona con aire, reside en su tamaño ligereza y moderada velocidad.”

Los vehículos que funcionan gracias al hidrógeno, aire comprimido o electricidad son ecológicos solo en el caso que la energía que emplean haya sido producida mediante fuentes renovables, como la solar o la eólica.  Mientras que la proporción de electricidad de origen renovable sea aun insignificante los coches que utilicen estas tecnologías para propulsarse no serán sostenibles. El motor movido por aire comprimido es una pieza tecnológica muy inteligente, pero el ingeniero francés Guy Negre se ha adelantado a su tiempo.

110 kilómetros a la hora

Lo que hace realmente revolucionario a este coche que funciona con aire es que es pequeño, ligero y relativamente lento (como máxima velocidad alcanza los 110 Km/h). Esto es lo que lo hace realmente económico- llenar el depósito solo cuesta 1,50 Euros y su autonomía es de 200 Kilómetros. Si los automóviles actuales, que utilizan combustibles fósiles, pudieran ser tan pequeños, ligeros y lentos, serían tan económicos como este coche que se propulsa con aire comprimido.

© Kris De Decker (traducido del inglés por Jordi Parra)