La crisis hace rentable la navegación a vela

Los grandes buques actuales para el transporte de contenedores navegan muy despacio ultimamente, siendo su velocidad de crucero los 10 nudos en lugar de los habituales 26, con el objeto de ahorrar combustible. Esta velocidad es inferior a la de los grandes buques veleros que navegaban hace cien años.